10% DESCUENTO EN TU 1ª COMPRA AL REGISTRARSE

Descripción


El ajo ocupaba ya un destacado lugar en la alimentación de los egipcios y de los hebreos. Los egipcios lo elevaron incluso, al rango de divinidad.
El ajo disminuye la agregación plaquetaria y aumenta sensiblemente la actividad fibrinolítica. Estos dos efectos conjugados le confieren propiedades antitrombóticas. Gracias a su actividad hipolipemiante e hipocolesterolemiante, previene igualmente la arteriosclerosis y los accidentes vasculares asociados a la misma. Por lo tanto, el ajo mejora la circulación sanguínea y de ahí su acción beneficiosa sobre la hipertensión arterial. En trabajos realizados recientemente se ha demostrado que no sólo es bacteriostático, sino que también es antifúngico y un buen desinfectante intestinal. Las propiedades del ajo se deben a unas sustancias de naturaleza azufrada, la aliína y el ajoeno, de los que es importante prevenir su degradación por los jugos digestivos. Por este motivo, la utilización del polvo total de bulbo de ajo en cápsulas presenta un gran interés pues, además de prevenir el mal aliento producido por su consumo, potencia su acción al evitar la degradación de la aliína por los jugos digestivos.

Más vendidos

Recomendado para ti

Más visto